SISTEMA DE ROCIADORES AUTOMÁTICOS

Los sistemas de rociadores automáticos son el método más eficiente existente en la actualidad para evitar la propagación de los incendios y salvar vidas humanas.

Un rociador es un dispositivo diseñado para la extinción o control de un incendio en su etapa inicial. Un sistema de rociadores automáticos es un conjunto de tuberías y conexiones que contienen los rociadores, dicho sistema se distribuye homogéneamente en el área a proteger; sus tuberías se interconectan con la red de hidráulica contra incendio del inmueble, que depende a su vez, del equipo de bombeo contra incendio, el cual mantiene agua a presión en estas tuberías.

 

 

 

Los rociadores contienen un elemento térmico, el cual reacciona con el calor generado por un incendio liberando el agua contenida a presión y distribuyéndola de manera homogénea sobre el área protegida. Según estudios en el 90% de los incendios en áreas protegidas con Rociadores solo operan 6 o menos rociadores para controlar o extinguir el fuego. Si comparamos este gasto de agua contra el gasto por el uso de mangueras del departamento de bomberos, nos encontramos con que se requiere un promedio de tres veces más agua con el uso de mangueras; sumando el daño que provocan las mangueras al daño que resulta del incendio.

 

 

 

La eficacia de un sistema de rociadores depende totalmente de un buen diseño, por lo que estos sistemas deben ser perfilados por un especialista calificado en el ramo, el cual hará un análisis de riesgos, tomando en cuenta todas las consideraciones necesarias para garantizar un correcto funcionamiento.

 

SISTEMA DE GABINETES CI

El sistema de gabinetes está compuesto por un conjunto de tuberías, dispositivos y accesorios interconectados entre sí desde una estación de bombeo hasta la válvula angular que tiene como objetivo descargar el chorro de agua:

Un gabinete o hidrante contra incendio es una toma de agua conectada a la red hidráulica de distribución de agua contra incendio, diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio.

Hay dos tipos principales de gabinetes o hidrantes:

Hidrante exterior: situados en las inmediaciones de los edificios y en los que los bomberos pueden acoplar sus mangueras mediante la denomina válvula siamesa.

 

 

Gabinete interior o exterior: situados en el interior  de los edificios, plantas de producción, centros comerciales, etc. Están equipados con un gabinete, donde se aloja una manguera conectada a una válvula angular de corte, un chiflón para bifurcación del agua y una llave para apretar acoplamientos, estos normalmente son de 1 ½" o 2" de diámetro.